Indexación de aplicaciones: Un gran cambio en el SEO

En el 2012, se predijo que Google iba utilizar una API para rastrear el contenido de las aplicaciones. La idea era que el método actual de Google para rastrear sitios web con una robot no sólo era ineficiente, sino que estaba basado en hipervínculos. Las aplicaciones no usan hipervínculos para conectar contenido como los sitios web, así que una manera mejor para que Google descubriera contenido en una aplicación es a través de una API.

Regresemos al 2015 y Google acaba de publicar una herramienta para indexar el contenido de las aplicaciones a través de una API que se llama Mobile App Indexing API. Es un poco diferente de lo que se predijo, pero la premisa sigue siendo la misma.

La visión en el 2012 era que Google estableciera una conexión con una API en la misma manera en que las aplicaciones móviles utilizan APIs para popular el contenido en una aplicación desde un servidor web. Sin embargo, la Mobile App Indexing API o API de indexación de aplicaciones de Google trabaja de manera diferente en la cual los desarrolladores notifican a Google sobre donde vive el contenido dentro de su aplicación y con que URL se relaciona ese contenido dentro de su sitio web. Entonces Google tiene la opción de mandar a los usuarios a ver el contenido en un sitio web o adentro de la aplicación.

¿Cómo funciona?

Según el sitio de la API de indexación de aplicaciones de Google:

La API de indexación de aplicaciones ofrece a los desarrolladores una forma de informar a Google sobre los enlaces profundos de sus aplicaciones nativas y permite que la aplicación de Búsqueda de Google (versión 3.6 y superior) pueda dirigir nuevas interacciones a través de autocompletados de consultas de la Búsqueda de Google, lo que se traduce en un acceso fácil y rápido a páginas internas de aplicaciones.

Es decir, los enlaces profundos reportados a través de la API son usados por Google para indexar el contenido de la aplicación y que aparezca en los resultados de búsqueda.

Lo primero que los desarrolladores necesitan hacer es activar los enlaces profundos para su aplicación en su Consola de Desarrolladores. El siguiente paso es conectar su aplicación con su sitio web. Después tienen que confirmar que la aplicación está lista para trabajar con los servicios de Google Play. Ahora viene la parte divertida…

Tus desarrolladores deben de establecer acciones llamadas “filtros de intenciones” que le dicen a Google cuando un usuario está viendo una sección de contenido, donde está el título del contenido y si hay una página en tu sitio que tenga el mismo contenido.

Cuando un usuario ve una pieza de contenido de tu aplicación, Google será notificado a través de su API de indexación de aplicaciones que el contenido existe en la aplicación.

Después, cuando una persona usando el motor de búsqueda de Google está buscando el contenido en tu sitio web, Google le puede ofrecer la opción de ver ese contenido en tu aplicación. Si el usuario elige esa opción, la aplicación se abre y el usuario es llevado directamente al contenido que está buscando.

Hasta donde se puede observar, la aplicación realmente no le manda ningún contenido a Google más que el título y la ubicación del contenido. Así que Google no está realmente analizando el contenido todavía, solamente lleva un registro de donde vive el contenido en tu sitio web y tu aplicación. En ese sentido, la API está solamente “indexando” y todavía no parece que este conectada con el algoritmo de búsqueda.

Donde estamos el día de hoy

La API de indexación de aplicaciones de Google es más para ayudar a los usuarios a navegar en un contenido que ya sabe que existe adentro de una aplicación, en vez de usar la API para descubrir y analizar contenido nuevo que no sabía que existía.

En otras palabras, será difícil para Google discernir entre si el contenido de tu aplicación deberá de superar en rango el sitio web de un competidor, pero, si Google ya sabe que el contenido de tu sitio supera en rango al de un competidor, estará feliz dirigiendo al usuario al contenido en tu aplicación en vez de a tu propio sitio, porque será una mejor experiencia.

Esto significa el inicio de un gran cambio en las búsquedas

Esto significa el inicio de un gran cambio en las búsquedas: las aplicaciones empezaran a competir con los sitios web tradicionales por rankings y tráfico. Eso obviamente significa que las marcas necesitan saber como optimizar el contenido de su propia app para que se muestre arriba en los resultados. Sin embargo, hay algunos factores que tenemos que considerar:

  • Aunque Google puede dirigir a un usuario a contenido que está adentro de una aplicación, el ranking sigue estando basado principalmente en la versión web de ese contenido. Uno podría asumir que cosas como que el usuario ya haya descargado la aplicación o cuanto tiempo pase en ella podrían ser factores que afecten el posicionamiento, pero todavía no hay prueba real de lo anterior.
  • Es posible que el contenido dentro de una aplicación todavía no tenga un sitio web correspondiente, en ese caso el contenido de la aplicación podría superar en posicionamiento al del sitio web, pero parece poco probable hasta ahorita.
  • Con los sitios web, Google puede ver vínculos, comportamiento del usuario, actividad social, estructura de página, tema del sitio, y una tonelada de otras señales que le dicen si es una pieza de contenido de alta calidad que se merece estar en primera posición de los resultados de búsqueda. Con las aplicaciones, nada de esto existe todavía.

Por lo tanto, por ahora, el SEO de aplicaciones no significa optimizar la aplicación en si misma, sino optimizar la version web del contenido y hacer la conexión de ese contenido con el contenido adentro de la aplicación. Entonces Google puede decidir que versión del contenido mostrar en las búsquedas, dependiendo del dispositivo y del comportamiento de la persona realizando la búsqueda.

Que podemos esperar mañana

Construir la infraestructura para que los desarrolladores envíen el contenido de su aplicación a Google es un enorme paso para traer el contenido de las aplicaciones a los resultados de búsqueda.

En el futuro, no es difícil imaginar un día cuando Google le permita a los desarrolladores enviar el contenido completo y los meta datos a través de la API de indexación de aplicaciones. Esto abre la puerta para que Google comience a posicionar los datos de las aplicaciones independientemente de los del sitio web. Esto es un paso necesario para que Google se mantenga actualizado con la evolución del internet, considerando que muchas aplicaciones no tienen una contraparte web.

Este movimiento también responde uno de los obstáculos más grandes que tienen los desarrolladores: ¿Cómo pueden las personas encontrar mi aplicación? Seamos honestos, la función de búsqueda de la App Store de Apple es bastante mala comparada con los motores de búsqueda y la de Google Play no es mucho mejor. Si conectas el contenido de las aplicaciones al contenido existente en un sitio web. Google puede usar señales de búsqueda basadas en sitios web para mejorar el posicionamiento de la Google Play Store.

Una de las cosas que mantuvieron a las empresas renuentes de crear sitios web en los primeros días del Internet fue que las búsquedas eran tan horribles que nadie quería usarlas. Si nadie usa las búsquedas, muchos sitios web no era descubiertos y eso hacía que las empresas no quisieran invertir en ellos.

Hoy Google trabaja para resolver el mismo problema con las aplicaciones. Si la búsqueda de aplicaciones es buena, hay más probabilidad de que los usuarios la usen, lo cual incentiva a las empresas a invertir en mantener una aplicación fuerte.

La nueva generación del SEO

La API de indexación de aplicaciones de Google cambiará la conversación sobre lo que el verdadero SEO de aplicaciones es y como evolucionará. En vez de sólo optimizar el título y la descripción de una aplicación en la App Store, ahora podemos realmente hablar de optimizar el contenido adentro de la aplicación. Será como si un enorme botón de reinicio haya sido apretado, mientras Google empieza a analizar factores específicos para el posicionamiento de las aplicaciones. Habrá nuevas tácticas, métricas, herramientas y reportes. En muchas maneras, es el comienzo de una generación del SEO.

Fuente: SearchEngineWatch

Más recursos: API de Indexación de Aplicaciones de Google

Jorge Castro

Jorge Castro

Jorge Castro es cofundador de Octopus, una de las agencias líderes de Marketing Digital en Cancún. Tiene experiencia en estrategias integrales de marketing digital. Siempre enfocado a objetivos empresariales, sabe como utilizar las nuevas tecnologías para mejorar y desarrollar los negocios en internet.

Si te gustó el artículo, suscríbete para recibir otros.

Solo recibirás un correo a la semana.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.