Como escribir más rápido sin perder calidad en tu contenido
donde compartir tu contenido para mejorar tu seo local
Donde compartir tu contenido para mejorar tu SEO local
12 agosto, 2015
Mitos y confusiones comunes del SEO
Mitos y confusiones comunes del SEO
14 agosto, 2015

Como escribir más rápido sin perder calidad en tu contenido

Como escribir más rápido sin perder calidad en tu contenido

¿Cómo lo hacen?

Día tras día escriben artículos monstruosos que son extremadamente útiles y fáciles de leer.

Tu sabes de las personas que estoy hablando. Pongamos el ejemplo de Neil Patel, autor en QuickSprout y NeilPatel.com

Según él, así es como se ve una semana normal en términos de contenidos:

  • 2 artículos en QuickSprout, de 1,000 a 5,000 palabras cada uno más una infografía
  • 2 artículos en NeilPatel.com de alrededor de 5,000 palabras cada uno
  • 2 artículos como invitado de otros sitios populares, alrededor de 1,500 palabras cada uno
  • 0.5 a 1 artículo para Crazy Egg, alrededor de 2 al mes de 2,000 palabras cada uno.

Si sumas todo eso, obtendrás más de 17,000 palabras a la semana o 3,400 palabras cada día.

Y ha podido mantener este volumen durante años.

Él dice que no se siente el mejor escritor. No fue a una universidad para obtener un título en ese tema. Sin embargo, tiene miles de lectores que disfrutan sus escritos.

Hay una razón por la cual pasó tanto tiempo aprendiendo como escribir artículos de valor y después aprendiendo como escribirlos rápido.

Aunque el tiempo es el recurso más preciado, pasa mucho tiempo a la semana escribiendo. Eso es porque él sabe lo efectivo que el marketing de contenidos puede ser para un negocio.

Pero no solo es él.

Contently descubrió que 41% de los negocios tienen dificultades con la creación de contenidos.

creacion de contenidos para un blog

¿No sería más fácil crear más contenido si pudieras escribir más rápido?

Si ya escribes contenido de calidad pero te tardas mucho en escribirlo, entonces este artículo es para ti. Tocaremos 11 conceptos clave que puedes usar ahora mismo para comenzar a escribir más rápido.

¡Imagina poder escribir artículos en la mitad del tiempo en que lo haces ahora! Eso te hará tener más tiempo para escribir más o trabajar en otras partes de tu negocio.

Algunos artículos a la semana podrían incrementar la velocidad en que se desarrolla tu negocio, posiblemente por años.

1. Incrementa la velocidad a la que tecleas

Sin importar que tan concentrado te puedas mantener por periodos largos de tiempo y que tan rápido puedas pensar en que decir, si no puedes teclear a una velocidad decente, jamás escribirás rápido.

Si sigues golpeando las letras, un dedo a la vez, no lograrás tus objetivos.

No tienes que ser un experto tecleando, pero debes de ser capaz de teclear por lo menos 60 palabras por minuto. Si puedes escribir a esa velocidad por una hora completa, eso serían 3,600 palabras por hora. Obviamente eso no es realista, pero seguramente puedes lograr una fracción decente de esa tasa de producción.

Si quieres tomarte un minuto para probar que tan rápido tecleas. Ve a Key Hero y haz una prueba rápida:

escribir contenido mas rapido

Si tienes tiempo, hazla un par de veces para obtener un resultado más preciso.

Si tu velocidad es de menos de 60 palabras por minuto (Words per minute WPM), tendrás que arreglar eso antes de preocuparte por los otros conceptos en este artículo. Sé que no es la cosa más divertida del mundo, pero eventualmente estarás agradecido de haberlo hecho.

Paso 1: Coloca correctamente tus manos

Para teclear correctamente, tus cuatro dedos de cada mano deben de descansar en la fila del centro de tu teclado, con tus pulgares sobre la barra espaciadora.

posicion de las- al escribir contenido

Si no sabes como hacer esto, tomará un tiempo para que sienta natural.

Paso 2: No veas el teclado

Tendrías que ser capaz de teclear con los ojos cerrados, literalmente. Si no puedes, significa que necesitas practicar hasta que el teclear no requiera estar consciente de las teclas.

Parte de esto puede ser tu postura. Si estás demasiado inclinado cuando estas sentado, es posible que estés viendo el teclado por el simple hecho de que está en tu línea de visión. Haz todo lo que puedas para estar sentado derecho cuando estés escribiendo.

Paso 3: Practica, practica, practica

Ahora los niños pueden empezar a practicar desde muy pequeños, pero tal vez no hayas sido tan afortunado. Las buenas noticias es que puedes encontrar herramientas en línea para practicar y aprender. Un ejemplo son las herramientas de Key Hero.

Alternativa: Intenta con un software de dictado

Hay varias herramientas que puedes usar, por ejemplo: TalkTyper (gratis), Ivona (de paga), y Dragon Naturally Speaking (de paga). Estas herramientas te permiten hablarle a tu computadora mientras convierten tu voz en texto.

Aunque naturalmente puedes hablar más rápido de lo que tecleas, hay algunas desventajas en este método. Las herramientas económicas y gratis no siempre son precisas y puede tomarte mucho tiempo arreglar los errores que cometan. Incluso las más caras no son perfectas, y también tienen una curva de aprendizaje al principio.

No sería la primera opción que te recomendaría, pero si no eres capaz de escribir rápidamente, es un buen plan B.

2. No te olvides de tus ideas: haz una lista

¿Cuánto tiempo gastas intentando tener una buena idea para un artículo?

Ya es difícil si escribes unos cuantos a la semana, pero imagina tener que tener 10 ideas para artículos diferentes al mismo tiempo. Sería muy difícil.

Las buenas noticias: hay una mejor manera. Se llama lista de ideas.

Tener buenas ideas cuando tu quieras puede ser una tarea difícil porque es una tarea creativa. La creatividad llega y se va conforme observamos y experimentamos diferentes cosas en nuestras vidas. Es por eso que los escritores de libros muchas veces pasan años escribiéndolos.

No puedes simplemente sentarte y decir: “Ok cerebro, lanza buenas ideas”.

En lugar de eso, necesitas desarrollar el músculo de ideas para que puedas tener varias a lo largo del día.

El concepto del músculo de ideas es de James Altucher, quien dijo que cuando prácticas tener ideas, te vuelves mejor en ello.

En todas las situaciones en las que estés, tendrás una tonelada de ideas. Cualquier pregunta que te hagan, tendrás la respuesta. En cualquier junta en la que te encuentres, la llevarás tan afuera de la caja que estarás en otro planeta, si estás abandonado en una calle desierta, encontrarás la manera de salir, si necesitas hacer dinero, tendrás 50 ideas para lograrlo. – James Altucher.

El te aconseja que comiences intentando tener 10 ideas en un idea.

Aquí está la segunda parte: lleva un registro. No todas estas ideas serán buenas, pero algunas si lo serán y otras te llevarán a buenas ideas.

Puedes usar un simple block de notas o puedes hacer lo que equipo de Buffer y un servidor hacemos y recolectar las ideas en Trello:

utilizar trello para marketing de contenidos

Una alternativa: crea una estrategia repetible

Encuentra la manera para sacar ideas para tus artículos. Puede ser leer el periódico, visitar sitios blogs, etc. Utiliza esta estrategia varias veces.

De todas formas, no es una buena idea esperar a que necesitas una idea para conseguirla. En lugar de eso, programa cierto tiempo, tal vez una hora a la semana o al mes (dependiendo del volumen de publicaciones). Utiliza este tiempo para usar tu estrategia para conseguir todas las ideas que puedas.

En vez de conseguir una idea en 10 minutos cada vez que la necesites, puedes tener 5 veces el número de ideas en el mismo tiempo una vez que tengas el momentum.

De cualquier manera, disminuirás el tiempo que pasas encontrando ideas y concentrarás más tiempo y energía en escribir.

3. Deshazte de las distracciones

Las distracciones están en todos lados, especialmente en tu computadora.

La urgencia de revisar el correo electrónico, visitar redes sociales o hacer click para ir a tu sitio favorito para matar el tiempo es fuerte.

Tal vez debes de revisar tu posición en los resultados de búsqueda o el tráfico de tu sitio web en vez de escribir el artículo, que suena mucho menos divertido.

Si te dejas vencer por estas urgencias, tu productividad se ira muy abajo. Pero incluso si no, esas urgencias al fondo de tu cabeza te distraerán y no te permitirán ser tan productivo como es posible.

En la vida real, hay todavía más distracciones, especialmente si trabajas desde casa. Niños corriendo, personas hablando por teléfono o viendo TV y la tentación de tomar 5 minutos y comer algo.

Las distracciones están en todos lados.

Nunca te desharás completamente de ellas, pero puedes lograrlo con la mayoría, lo cual aumentará la velocidad con la escribes.

Eliminar distracciones #1: Trabaja en una oficina o un espacio callado

El ruido mata tu productividad. Debes de ser capaz de escuchar tus pensamientos sin ser interrumpido. Si trabajas desde casa, designa un cuarto como tu oficina y asegúrate que nadie te moleste cuando la puerta este cerrada.

Si estas trabajando desde una cafetería o desde un espacio de co working, mantén tu puerta cerrada cuanto estés escribiendo. Dile a tus amigos y co workers que no te molesten cuando la puerta este cerrada a menos que sea una emergencia.

Si ninguna de esas opciones están a tu alcance, ve a una biblioteca. Las bibliotecas son silenciosas y algunas tienen cuartos especiales para trabajar.

escribir marketing de contenidos mas rapido trabaja en una oficina

Eliminar distracciones #2: Baja el volumen de la música

¿A quién no le gusta la música? ¿Apoco no sería más divertido escribir escuchando a tu artista favorito?

Bueno, seguramente será más divertido, pero te alentará mientras escribes.

Estudios han demostrado que la música es una distracción que hace más lentos los procesos complejos de pensamiento. Así que aunque la música te ayude con tareas simples, alentará la velocidad con la que escribes.

Pero esa no es la historia completa. Esos estudios tomaron en cuanta música típica con letra.

Un estudio en 2012 mostró que niveles moderados de ruido ambiental pueden significar ayuda en procesos creativos.

De manera similar, otro estudio que la música clásica podría mejorar el estado de ánimo y mejorar la productividad. Toma en cuenta que esta música casi no tiene letras. Es suave y consistente.

Entonces tienes dos opciones: trabajar sin música o con ruido ambiental a volumen medio o música clásica.

Para tener un poco de ruido ambiental puedes usar herramientas como A Soft Murmur o Simply Noise.

Eliminar distracciones #3: Bloquea sitios web que te distraigan

Si te da problemas mantenerte en una tarea, puedes bloquear por periodos de tiempo ciertos sitios web que te causen problemas. Hay muchos programas que te permiten hacer esto, por ejemplo: Strict Workflow para Chrome.

Simplemente le dices que sitios web quieres bloquear y por cuanto tiempo y no podrás acceder a ellos hasta que el tiempo termine.

Además, puedes ocultar tus sitios web guardados si estás trabajando adentro de una aplicación web. Simplemente da click derecho en la barra de favoritos y selecciona la opción “mostrar barra de favoritos”.

Eliminar distracciones #4: Escribe sin estar conectado a internet

Si bloquear sitios web que te distraen no funcionan, puedes llevarlo al siguiente nivel y desconectarte completamente del internet. Escribir de esta manera bloqueará todas las distracciones en línea.

Eliminar distracciones #5: Termina todas tus tareas importantes antes de escribir

Algunas veces es difícil mantenerse concentrado debido a que hay algo más importante que necesitas hacer durante el día. Si estás pensando en eso, la velocidad con la que escribes disminuirá.

En lugar de eso, termina todas tus tareas urgentes antes y después comienza a escribir.

4. Antes de comenzar, haz un esquema de tu artículo

Antes de escribir, tienes que tener un esquema.

Cuando haces eso, tienes una buena idea de como llegarás al punto que quieres así como cualquier investigación o recursos que necesites para hacer un buen artículo.

Este esquema no tiene que tomarte mucho tiempo. Su función principal es que te asegures no olvidar ninguna pieza importante del rompecabezas.

5. La investigación viene primero

¿Cuál crees que es un tema más fácil para mi: como montar un caballo o como escribir un buen artículo?

Claro, como escribir un buen artículo es un tema más simple porque tengo experiencia.

El primer paso es volverte un experto en el tema sobre el cual estás escribiendo. Es fácil hablar/escribir sobre algo que conoces bien.

Esto no significa que necesites ser un experto desde el día uno, pero al menos necesitas intentar aprender sobre el tema sobre el cual quieres escribir antes de comenzar.

De otra manera, el cambio de tareas entre investigar y escribir matará tu velocidad de escritura.

¿Qué es el cambio de tareas o task switching? Es un concepto que se refiere a tener que intercambiar entre diferentes actividades. Por ejemplo, tener que intercambiar de escribir a investigar porque no entiendes un concepto que necesitas para un artículo.

Aunque algunos realicen varias tareas tareas a la vez mejor que otros, todos somos más productivos cuando nos enfocamos en una sola.

El Dr. David Meyer y sus colegas hicieron un estudio en 2001 para cuantificar los efectos de cambiar de tareas. Tenía personas que intercambian tareas como resolver ecuaciones matemáticas y nombrar figuras.

Cuando los dos problemas eran sencillos, las personas no perdían demasiado tiempo entre una y otra. Pero mientras se complicaban, se tardaban cada vez más cambios.

Es difícil decir con exactitud el costo de los cambios, pero Meyer estimó que le podrían costar a alguien hasta 40% de su productividad para tareas complejas. No te equivoques, escribir e investigar son tareas complejas.

Cada vez que tienes que cambiar, no solo te toma un tiempo poner a tu mente a trabajar en esa tarea, sino que también te fatiga.

Aquí está la solución: aprende todo lo que necesites saber sobre el tema del que escribirás antes de escribir la primera palabra. Esto significa que debes de apuntar cualquier estadística, recurso o antes de comenzar.

6. Escribe primero, edita después

Ernest Hemingway dijo:

El primer borrador de cualquier cosa es basura.

No estoy seguro que tanta ficción leas, pero Hemingway fue uno de los autores más influyentes del siglo XX.

Él gano un premio Nobel en Literatura y un premio Pulitzer por Ficción antes de morir. Incluso ahora, recordamos su genialidad al escribir.

Si Hemingway pensaba que sus borradores eran basura, imagina lo que pensaría de los tuyos o los míos.

Entonces, prácticamente tienes dos opciones si quieres escribir un artículo que no apeste.

Primero, puedes editar continuamente cada enunciado y párrafo como vayas escribiendo. O puedes escribir tu primer borrador como lo hacen los grandes escritores y después editarlo.

Ambas pueden producir un buen artículo, pero te diré porque la segunda opción es por mucho la mejor.

Si estas continuamente intercambiando entre las tareas de escribir y editar, tendrás el mismo problema que vimos antes: intercambio de tareas. Le estás pidiendo a tu cerebro que cambie de intentar escribir a intentar editar. Esto mata cualquier momentum de escritura que tengas y hace que tengas que comenzar de nuevo con cada enunciado y párrafo.

Cuando escribas, escribe, y concéntrate únicamente en escribir. Esto le permite a tu cerebro concentrarte en lo que debes de escribir ahora y lo que debes de escribir después. De la misma manera, cuando estés editando, toda tu concentración puede estar en “¿Cómo puedo hacer esto mejor?” en vez de también pensar en que hay que escribir después.

Escribe primero, edita después.

7. Toma pausas inteligentes

A menos que seas un robot, necesitas descansar. Todas las personas nos cansamos.

Claro, puedes hacerte fuerte con el tiempo y cada vez aguantar más, pero aún así necesitas descansos.

Todos somos diferentes en este aspecto. Algunos necesitan descansos frecuentes, mientras otros necesitamos descansos después de varias horas. Depende de que tanto te guste escribir, tu habilidad para escribir y algunos factores personales.

Si no estás seguro de donde empezar, te recomiendo la técnica Pomodoro. Pomodoro significa “tomate” en italiano, así que básicamente es la técnica tomate. Se llama así debido al temporizador que el creador uso:

tecnica pomodoro para rapido marketing de contenidos

Fue diseñado en los 1980s por Franceso Cirillo. Aunque no sea nuevo, no ha sido hasta la última década que se ha vuelto popular como una técnica de productividad.

Así funciona:

  • Configuras una alarma por 25 minutos
  • Trabajas hasta que finalice el tiempo
  • Tomas un descanso de 5 minutos
    • Todo eso es un Pomodoro
  • Cada cuatro Pomodoros, tomas un descanso largo de 15-20 minutos.

Puedes o comprar un temporizador Pomodoro como el de arriba o utilizar alguna aplicación web.

Se supone que este procedimiento te mantendrá concentrado mientras trabajas.

Por cuestiones de que contabilidad, se supone que debes de comenzar tu día haciendo una lista de las tareas que tienes que completar ese día.

Después pones una X a lado de cada elemento para indicar cuantos periodos Pomodoro (25 minutos de trabajo) te tomará terminarla.

“Tal vez comiences a notar una diferencia en tu proceso de trabajar o de estudiar en un día o dos. Ser un experto en esta técnica toma entre siete a veinte días de uso constante”

La pieza final de este sistema es tratar con las interrupciones. Hay dos tipos: internas y externas.

Las interrupciones internas son pensamientos que te distraen de trabajar. Con este sistema, si son tareas importantes, se supone que las escribirás en tu lista de tareas para hacerlas después.

Las interrupciones externas son personas o cosas (teléfonos, correos, etc). El sistema Pomodoro sugiere que trates con estas lo más pronto posible. Dile a las personas que quieren tu atención ahora que regresen después o que los llamarás tan pronto como sea posible (en un descanso).

8. Date a ti mismo un límite

La ley de Parkinkson dice: “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”.

Esto significa que si te das demasiado tiempo para terminar algo, o que no creas que importa cuando lo termines, te tomará más tiempo hacerlo. Tal vez estés procrastinando porque sabes que lo puedes terminar rápido, o cada vez se convertirá en algo más complejo, lo que resultará en que termines otras cosas en vez de hacerlo.

Piensa en como la mayoría estudia para un examen. Lo postergan lo más posible para después intentar saberlo todo en el último minuto posible.

Aunque esto no es óptimo desde el punto de vista del aprendizaje, ilustra como las personas son capaces de trabajar extremadamente rápido cuando existe una fecha límite firme.

El problema con muchos escritores profesionales es que se dan a si mismos un día para terminar un artículo, incluso cuando no lo necesitan. Dicen que si lo terminan temprano, comenzarán a trabajar en algo más… pero eso nunca sucede porque el trabajo se expande para ocupar el tiempo disponible para terminarlo.

Cuando comienzas a escribir un artículo, tienes que tener una idea clara de que es lo que quieres incluir, nada más. Después, date un tiempo límite para escribirlo, el cual debe de ser igual al tiempo mínimo que necesites para escribirlo.

Recuerda que solo es para escribir el artículo, algo que quieres hacer lo más rápido posible. La calidad viene realmente de la edición. También deberías de tener una fecha límite, pero no seas tan estricto porque necesitarás de tu creatividad.

No te límites a poner fechas límites solo para tu escritura. También puedes ponértelas para revisar emails en la mañana. La mayoría de las personas pasan más de 2 horas al día en correos electrónicos, cuando tal vez es algo que puedas reducir a periodos de 10 minutos, en la mañana y en la noche, si te comprometes a ello.

9. Escribe durante tus horas más productivas

Seguramente has escuchado que algunas personas trabajan mejor de día y otras de noche ¿Verdad?

Las personas de mañanas les dicen “early birds” y las de la noche son “night owls”.

Resulta que hay mucha ciencia detrás de este fenómeno. Científicos alemanes encontraron que las personas que trabajan de noche tienen una composición cerebral diferente que las que trabajan de día.

Esto afecta tu ritmo circadiano, el cual es responsable de controlar tus patrones de sueño y que tan alerta estás durante el día. La Dr. Katherine Sharkey dice que los que trabajan de noche tienen ritmos circadianos más largos que los que trabajan de día.

No necesitamos saber exactamente para ver como afecta como escribimos.

Si descubres que eres más productivo en la mañana, entonces escribe en la mañana.

Si descubres que eres más productivo en la noche, escribe en la noche.

Simple.

Lograrás más en una hora realmente productiva que con más tiempo pero menos concentración.

10. Utiliza palabras simples

¿Te detienes seguido mientras escribes para pensar en la palabra perfecta?

Si lo haces, estás perdiendo tiempo.

Cuando hablamos de artículos para el blog, o cualquier tipo de contenido web, tu escritura debe de ser sencilla.

Las personas tienen periodos de atención muy cortos. Jakob Nielson recolecto datos que muestran que una visita promedio solo lee entre el 20% y el 28% de las palabras en un artículo. Si pueden evitarlo, normalmente lo hacen. Eso significa que lo más probable es que tu palabra perfecta ni siquiera sea leída.

Cuando lees palabras complejas, te toma más tiempo entenderlas. En parte porque son complejas y en parte por que no las vemos seguido.

Así que no te compliques con palabras y enunciados complejos que confunden a tus visitantes, además que alentan tu escritura. En vez de detenerte y pensar en que palabra usar, escribe la alternativa más simple que te llegue a la cabeza.

11. Un factor detrás de todos los grandes escritores

Hasta ahorita hemos visto 10 conceptos que te pueden ayudar a escribir más rápido sin apurarte ni sacrificar la calidad.

Pero incluso si aplicas todo esto de un día al otro, seguirás sin escribir más rápido.

Escribir rápido requiere práctica, mucha práctica.

Malcolm Gladwell estima que toma alrededor de 10,000 horas de práctica dominar una habilidad. Si escribes 5 horas al día, 5 días a la semana, te tardarás alrededor de 8 años.

Aunque no estés cerca de ese número, cada paso te hará mejor. Entonces, no pierdas el animo si solo puedes escribir 300 palabras por hora ahorita. Con el tiempo, si realmente trabajas en escribir más rápido, puedes subir eso a 310, 320, después 350 y más.

En solo un año o dos puedes escribir más de 1,000 palabras por hora, incluso antes si aprendes rápido.

Imagina eso por un segundo: puedes duplicar o triplicar el valor de tu tiempo. Eso es enorme.

Conclusion

Si solo aplicas un concepto en este artículo, probablemente puedas incrementar tu velocidad de escritura alrededor de un 10% en solo unos días.

Si actualmente escribes por 20 horas a la semana a un promedio de 500 palabras por hora, una mejora del 10% te dará 1000 palabras extras cada semana. Esto representa un artículo más a la semana para la mayoría de los bloggers o 52 artículos extras al año trabajando la misma cantidad de tiempo.

Si realmente aplicas todos los conceptos podrías ver una mejora aún mayor.

Fuente: QuickSprout

Jorge Castro

Jorge Castro

Jorge Castro es cofundador de Octopus.mx, una de las agencias líderes de Marketing Digital en Cancún. Tiene experiencia en estrategias integrales de marketing digital. Siempre enfocado a objetivos empresariales, sabe como utilizar las nuevas tecnologías para mejorar y desarrollar los negocios en internet.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.