Crear una tienda online: la importancia de ser organizado
qué hay de cierto en ‘halt and catch fire’, la serie sobre la popularización de la informática
Qué hay de cierto en ‘Halt and Catch Fire’, la serie sobre la popularización de la informática
16 noviembre, 2020
qué son las pasarelas de pago y para qué sirven
¿Qué son las pasarelas de pago y para qué sirven?
4 enero, 2021

Crear una tienda online: la importancia de ser organizado

crear una tienda online la importancia de ser organizado

Hoy en día parece bastante sencillo crear una cuenta en un marketplace y ponerse a vender en Internet, pero crear una tienda online como negocio es algo diferente. Los estudios calculan que un 80 % de los proyectos de ecommerce cierran antes de cumplir tres años.

El emprendimiento en Internet se caracteriza por la sencillez para dar el primer paso. Existen numerosos programas para crear una tienda online con coste muy reducido y con un poco de tiempo se puede poner en línea un sitio web de ecommerce.

El auténtico reto viene después, cuando esa tienda online tiene que generar ingresos. Y es que no por mucho madrugar amanece más temprano. Antes de despegar, siempre es buena idea organizarse y estar preparados para las complicaciones futuras.

El ecommerce frente al comercio físico

El propietario de un comercio físico casi siempre tiene presente que hacen falta unos pocos años para que el negocio dé sus frutos. Es así porque la inversión inicial es importante: local, productos, mantenimiento, etc.

En el ecommerce esto no está siempre tan claro. Hay gente que confunde la facilidad para comenzar con los resultados a corto plazo. Para no caer en ese error, vamos a ver las principales limitaciones del ecommerce frente al comercio físico.

Falta de confianza

No es lo mismo acudir personalmente a una tienda y hablar con una persona que comprar en una web. Por un lado, el visitante podrá comprar a cualquier hora, pero por el otro, estará viendo un producto solamente en fotos. No lo podrá tocar y si tiene dudas no lo tendrá tan fácil para preguntar. Un ecommerce tiene que hacer un esfuerzo extra por describir sus productos en detalle y responder las dudas de los clientes con la mayor agilidad.

Reticencias de parte del público

Una parte de la población no está tan familiarizada con Internet como parece. A algunas personas, como el público de más edad, les puede costar trabajo entender los pagos virtuales. También hay gente que puede desconfiar de que el producto no sea lo que esperaba cuando lo reciba. Una tienda online debe poner empeño en tener una política de devoluciones fiable y métodos de pago seguros.

La competencia es alta

Probablemente, esta es la limitación que tiene más importancia en la lista. Como anticipábamos más arriba, en el «centro comercial de Internet» es fácil y barato alquilar un local, pero por esa misma razón está abarrotado. Una web de ecommerce tendrá que hacer muchos esfuerzos por hacerse visible y para que sus visitantes se conviertan en compradores.

Es un trabajo a largo plazo, de años. La organización es importante para no perder la visión de lo que se está haciendo. Si te dedicas a improvisar, será más fácil que te desmoralices cuando veas que no obtienes resultados inmediatos.

El plan de empresa de tienda online

Una tienda online es un negocio y la forma más sencilla de organizarlo es planificando gastos e ingresos con un horizonte temporal de tres años como mínimo. Habrá que hacerlo de la manera más realista y contrastada posible: consultando con expertos, pidiendo segundas y terceras opiniones, analizando casos de empresas similares… Ya sabemos que el papel lo resiste todo. 

Cada proyecto de ecommerce es diferente, pero vamos a repasar a continuación los costes y los principios para calcular ingresos más comunes en todos ellos. A partir de aquí se puede empezar a crear el plan de empresa de tienda online.

Costes de una tienda online

Al calcular cuánto cuesta crear una tienda online hay que tener en cuenta distintos tipos de costes de forma anual.

Elaboración del producto y gestión de los envíos

Aquí se agrupan todos los costes de fabricación de los productos que vendes. Si tu tienda online se dedica a la reventa, estos costes serían las compras iniciales y si ofrece servicios, el coste del trabajo y los recursos necesarios. Estos son los primeros costes que se suelen calcular porque son el núcleo de la tienda online.

Además, muchos propietarios de tienda online son especialistas de lo que venden y saben lo que cuesta crear los productos o servicios. Por ejemplo, si tienes un ecommerce de joyería, lo más probable es que conozcas el sector y puedas calcular cuánto te va a costar fabricar una pulsera o un anillo que vas a vender. Se trata de hacerlo a gran escala, con todo lo que vas a producir para la venta.

Pero eso no es todo. También es crucial gestionar bien el almacén y los envíos. Por ejemplo, tendrás que fabricar suficiente cantidad de mercancía para atender todos los pedidos; pero sin pasarte demasiado, para que no queden muchos artículos sin vender.

Por último, dentro de esta gran partida están los costes de envío, que a menudo los asume el cliente. No olvides prever un margen para productos no entregados y devoluciones. A todas las tiendas online les sucede.

Creación y mantenimiento del sitio web

Para la creación y mantenimiento de un sitio web de ecommerce, se puede utilizar un programa o contratar un profesional, en función de los conocimientos y recursos de los que dispongas. La variedad de herramientas informáticas para crear una web de ecommerce es bastante amplia. Se dividen principalmente en dos grandes tipos:

  • Programas propietarios como Wix o Shopify. Ofrecen bastantes facilidades para crear una tienda online a personas que no tienen muchos conocimientos técnicos, normalmente por precios a partir de 15-20 € al mes. A cambio, debes renunciar a parte de la libertad creativa. La web se crea en una plataforma gestionada por el proveedor. No puedes usar otros recursos distintos a los que él ofrezca y si quieres cambiar de plataforma, tendrás que volver a crear la web desde cero.
  • CMS de código abierto como WordPress o PrestaShop. Estos CMS son gratuitos y están a disposición de quien quiera utilizarlos. A cambio, hacen falta ciertos conocimientos técnicos para usarlos y debes ocuparte personalmente del hosting y mantenimiento web, así que es probable que necesites un profesional. Tendrás más variedad de recursos creativos y la propiedad total de tu sitio web.

Es bastante obvio que crear el sitio web de ecommerce es un coste que debe afrontar todo emprendedor que quiera crear una tienda online. Lo que no es igual de evidente para todo el mundo es que crear un sitio web no es un coste inicial fijo del que posteriormente puedes desentenderte.

Lo más sensato será incluir un coste de IT anual en la previsión de gastos. Esta partida incluirá el hosting web, pero esa es solo la punta del iceberg. También hay que verificar si los módulos necesitan actualizaciones, si sigue estando optimizada para buscadores, etc.

Marketing digital

Ya decíamos anteriormente que el «centro comercial» de Internet es enorme y está muy concurrido. Para tener éxito en él, es necesario poner esfuerzos en dos grandes pilares, sin minusvalorar ninguno de ellos, y tener paciencia para obtener resultados:

Adquisición de tráfico

Tener una web funcional con buenos productos no es garantía de que la visiten y menos aún si vio la luz hace poco. Hay dos grandes vías para atraer tráfico hasta tu sitio web:

  • Tráfico natural u orgánico: Es el que proviene de búsquedas en Google, la gente que llega de forma natural a tu sitio web. Se potencia sobre todo con inversión en el posicionamiento SEO, pero también con relaciones públicas, eventos… En pocas palabras, dándose a conocer.
  • Tráfico de pago: Consiste en pagar por anuncios que pueden aparecer, por ejemplo, en la parte alta de las búsquedas de Google (SEA) o en las redes sociales.

Conversión y fidelización

Una cosa es que visiten tu sitio web y otra distinta que compren. Por eso, el plan de marketing tampoco debe minusvalorar la importancia de la conversión de visitantes en clientes. Es importante definir el público objetivo al que te diriges y esforzarte por retenerlos cuando te visitan. Puedes hacer esto con incentivos para apuntarse a tu newsletter, campañas de email marketing…

Una enseñanza cada vez más popular del marketing digital es que a nadie le gusta que se dirijan a él solo para venderle cosas. Si inviertes recursos en crear contenidos útiles para convertirte en una referencia dentro del sector probablemente tardes más tiempo en obtener resultados, pero estos serán más sólidos.

Ingresos de una tienda online

Los ingresos son la segunda parte de la organización un plan de empresa de tienda online. El inconveniente en este caso es que, antes de empezar, lo único que puedes hacer son previsiones. Puedes estimar con más o menos cierta precisión cuánto vas a invertir en la web y en marketing, pero ¿cómo sabrás cuánto vas a vender?

Lo más seguro es tratar de que las previsiones sean lo más realistas posible. Para eso, el punto de partida es el plan de marketing que describimos en el epígrafe anterior, que permitirá establecer unas previsiones de tráfico web. Pues bien. Lo normal será que apenas un 1 % de esos visitantes se convierta en cliente, al menos al principio.

Más adelante, si a los clientes les satisfacen tus productos y la reputación de tu tienda online crece, esta cifra puede crecer hasta el 5 % o 6 %. Pero no es recomendable establecer previsiones excesivamente optimistas por encima de esas cifras. A partir de ahí, puedes estimar un precio promedio del pedido, multiplicarlo por las compras previstas y tendrás una primera previsión de ingresos. Posteriormente, la experiencia sobre el terreno te permitirá matizar tus previsiones.

Conclusión: organizarse es tener previsiones realistas

Que mucha gente venda en Internet no quiere decir que sacar adelante un negocio de ecommerce sea sencillo, pero tampoco es imposible. Una de las claves del éxito pasa por no minusvalorar su importancia por el hecho de ser virtual.Tener un plan realista basado en las previsiones anteriores es el principio para trabajar con unos cimientos sólidos. Obviamente, no garantiza el éxito, pero con previsiones realistas y contrastadas siempre será más fácil hacer frente a la incertidumbre inicial que supone emprender un negocio.

Los opiniones expresadas en este artícul bajo ninguna circunstancia pueden ser consideradas como la posición oficial de jorgecastro.mx. Puedo ser afiliado de algunos de los productos que recomiendo en el artículo anterior. Si compras alguno de esos productos utilizando un link/cupón de este sitio, tal vez me genere una comisión. No pagarás más por comprar algo a través de mi sitio. De hecho, muchas veces puedo negociar mejores precios. Además, cuando compras a través de mi sitio, me ayuda a seguir ofreciéndote contenido interesante. ¡Gracias por la ayuda!
Pablo González

Pablo González

Webolto es un sitio web que ofrece buenas prácticas y recursos útiles gratis para empren-dedores que quieren crear una página web o desarrollar una estrategia digital. Su objeti-vo es acercar el marketing digital y los proyectos web a personas y organizaciones que no son necesariamente expertas digitales.

2 Comments

  1. grifo de latón con manguera extraíble dice:

    Muy interesante, buen trabajo y gracias por compartir un blog tan bueno.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.