El método Lean Startup
3 estrategias de marketing personalizado que dejarán grandes resultados en tu marca
3 estrategias de marketing personalizado que dejarán grandes resultados en tu marca
16 marzo, 2015
Cómo indexar aplicaciones en los resultados de Google
17 marzo, 2015

El método Lean Startup

El método Lean Startup

El método Lean Startup ha sido una de las guías más valiosas para los emprendedores que buscan que sus innovaciones se conviertan en productos que puedan cambiar al mundo. Basado en la experiencia de su creador, Eric Ries, en el ámbito de los negocios y de las ideas de emprendimiento, con sus tres simples pasos puede cambiar la cara de un proyecto y llevarlo a la cima comercial.

Lo más interesante de este método es que parte de la idea real y objetiva de que una startup no es una empresa tradicional y nada de las teorías de esos modelos de negocios son aplicables a un mundo de incertidumbre extrema, que es en donde se desarrollan estos proyectos. Ries creó toda una filosofía empresarial novedosa pensada en incrementar las posibilidades de éxito de los emprendedores modernos.

Basado en tres pasos fundamentales –Crear, Medir y Aprender-, el método Lean Startup busca que estos proyectos crezcan rápidamente y tengan elementos que les ayuden a determinar si hay que cambiar de estrategia, dar giros inesperados en las ideas preconcebidas y buscar con perseverancia el camino del éxito.

Crear

Luego de que los emprendedores han visualizado una idea genial que ellos creen que puede modificar el mundo tal y como lo conocemos actualmente, el siguiente paso es poner manos a la obra y confirmar, a través de un “objeto inicial”, varias cosas:

  1. Tienes la capacidad de satisfacer una necesidad.
  2. Existe un mercado que quiere satisfacer esta necesidad.
  3. Ese mercado quiere pagar por satisfacer esa necesidad.

A este objeto inicial el método Lean Startup lo llama Producto Mínimo Viable (PMV), que servirá para que los emprendedores pongan a prueba sus “actos de fe” o hipótesis empíricas  en los que basan sus expectativas de éxito.

Este Producto Mínimo Viable, que se lanza para que los usuarios y consumidores lo prueben y den sus opiniones al respecto, sirve para conocer si está pensado y diseñado para el nicho de mercado correcto, para encontrar el arquetipo de consumidor ideal y para mejorar las fallas que se encuentran en el camino.

El Producto Mínimo Viable puede ser un prototipo básico, que tal vez no cumple con los modelos de calidad y estéticos planeados, pero es necesario para previsualizar los cambios que tendrán que hacerse para adaptarse a la realidad y gustos del mercado, y conocer mejor el camino que el proyecto tiene que seguir.

Pero la única manera de saber esto es estar constantemente probando el Producto Mínimo Viable y haciendo pequeños cambios según el sentido del feedback.

Medir

El método Lean Startup plantea un sistema de medición denominado contabilidad de la innovación y que es además el punto más importante de este método. En esta:

El hecho es que a partir del Producto Mínimo Viable se pueden tener datos reales sobre el punto de partida y los niveles de crecimiento, las tasas de conversión, tasas de suscripción, ventas, valores medios que aportan los clientes y saber estadísticamente lo que opinan los usuarios sobre el producto.

El siguiente paso es que con estos datos se tomen decisiones para hacer ajustes al modelo de negocio, mejorar los factores claves de crecimiento y perfeccionar el desarrollo del producto, el marketing y todo lo relacionado con el proyecto.

Aprender

Esto debe de estar basado en indicadores adecuados que sean la base de análisis reales. Todo esto debe de crear un proceso de aprendizaje validado que lleva a encontrar el método adecuado de producción, comercialización y desarrollo de productos, siempre basado en la experiencia propia y en los ritmos que cada startup necesita.

De esta forma estos emprendimientos se acercan a lo que el método Lean Startup considera una pregunta clave:

¿Estamos haciendo progresos suficientes como para creer que nuestra hipótesis estratégica inicial es correcta o debemos hacer cambios?

A los cambios los denomina experimentos y es una manera estructurada para probar nuevas hipótesis y modelos de crecimiento. Hay una gran lista de experimentos o cambios orientados a necesidades específicas para cada caso y que cada startup puede aplicar o incluso ajustar, según los momentos por lo que están pasando y las dificultades que experimenta en carne propia.

Este tipo de aprendizaje validado también debe de funcionar para darse cuenta en el momento preciso cuando no es el mercado correcto y es necesario implementar cambios radicales de estrategia, los cuales el conoce como pivotear.

Pero como todo mundo sabe, los cambios o pivotes requieren mucho coraje para llevarlos a cabo y no es fácil tomar la decisión para hacerlos. Por eso la base de estos cambios deben de estar en los datos y mediciones de los indicadores recabados y aceptar, una vez llegado el momento, que se ha fracasado siguiendo la directriz equivocada.

Las historias de éxito son muy bonitas cuando nos las cuentan de forma resumida y romántica, pero la realidad es que todas estas experiencias pasaron por momentos de iluminación, luego un largo periodo de aprendizaje y ajustes, muchos fracasos, hasta que finalmente la perseverancia, el coraje y la inteligencia para tomar decisiones acertadas, rindieron los frutos esperados.

Te recomiendo mucho leer el libro de Eric Ries, lo puedes conseguir en Amazon.

Jorge Castro

Jorge Castro

Jorge Castro es cofundador de Octopus.mx, una de las agencias líderes de Marketing Digital en Cancún. Tiene experiencia en estrategias integrales de marketing digital. Siempre enfocado a objetivos empresariales, sabe como utilizar las nuevas tecnologías para mejorar y desarrollar los negocios en internet.

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.